ESDEVENIMENTS

Home/ACTIVITATS IPSO, ACTIVITATS SOCIETATS IPA/52è CONGRÉS DE LA IPA. VANCOUVER 2021
Carregant Esdeveniments

IMAGEN CONGESO IPA VANCOUVER 2021

LO INFANTIL: SUS MÚLTIPLES DIMENSIONES

Sin la noción de lo infantil, el psicoanálisis simplemente no existiría. Desde el momento mismo de su descubrimiento, Freud asumió dicha noción como una condición sine qua non del quehacer psicoanalítico. El inconsciente, es decir, la parte reprimida que proviene de lo infantil, persiste durante toda la vida y se encuentra en el centro de la teoría y la práctica psicoanalíticas.

Aunque los psicoanalistas podemos reconocer la parte infantil del inconsciente, esta no es un área claramente definida. ¿Qué es lo infantil? Podemos “saber” cuando lo hemos encontrado, pero ¿cómo lo sabemos? Aunque está omnipresente, a menudo se le olvida. La sutil devaluación de las cualidades infantiles quizás funcione como una desmentida de los temidos y subversivos atributos de lo infantil. ¿Por qué debe reprimírsele? ¿Qué sucede con las teorías sexuales infantiles?

El descubrimiento por parte de Freud de la neurosis infantil tiene una gran presencia en nuestro trabajo cotidiano. La noción de lo infantil incluye referencias al niño y al bebé en el paciente. Asimismo, incluye lo infantil en el analista. La transferencia y la contratransferencia solo pueden tener lugar en el impacto de lo infantil entre el paciente y el analista, independientemente de si estamos hablando de análisis de niños o de adultos.

Los psicoanalistas de todo el mundo han profundizado de manera considerable la idea de lo infantil, lo cual ha permitido incluir estados primordiales y no representados de la mente humana. Por otra parte, salta a la vista que la infancia contemporánea difiere ostensiblemente de aquella sobre la cual se hicieron las primeras observaciones psicoanalíticas, hace más de un siglo, en vida de Freud. Aunque los conceptos principales como la sexualidad infantil, la centralidad del complejo de Edipo y la neurosis infantil siguen siendo incuestionables, queremos investigar cómo han cambiado lo infantil y la forma en que aparece en la práctica analítica contemporánea con nuestros pacientes.

En el momento en que nació el psicoanálisis, los niños crecían en un mundo con una estructura social diferente al que vivimos ahora. Los rápidos avances tecnológicos con los que se confrontan a diario son un claro ejemplo. La sociedad nos exige a los psicoanalistas responder preguntas relacionadas con los efectos de los cambios de identidad sexual y de género, o con las nuevas configuraciones familiares. Cada vez nos involucramos más en el trabajo con niños y adultos en situaciones de violencia, migración forzada y agitación política, situaciones que a menudo compartimos con nuestros pacientes. ¿Somos capaces de asimilar y asumir estas vertiginosas demandas en nuestro trabajo?

Sabemos que a través del psicoanálisis podemos mantener vivos aspectos infantiles positivos en nosotros, lo cual nos permite jugar con la imaginación, ser sensibles a las emociones, ser lo suficientemente vulnerables como para sintonizar con nuestros pacientes en el trabajo clínico, así como ser creativos en nuestro propio campo de acción y más allá; en el juego, el humor, la inventiva, el arte.

Reprimimos lo infantil en nosotros mismos al olvidar nuestras raíces ancestrales. ¿Está esto relacionado con la impotencia experimentada en los momentos iniciales de la vida? ¿Es nuestra ignorancia lo que no toleramos? ¿Representa esa ignorancia una herida dolorosa para nuestro narcisismo infantil? ¿Hay pensamientos indómitos que tuvimos y de los cuales nos avergonzamos en nuestros seres más “civilizados” y adaptados de hoy? ¿Cuál es el precio que pagamos por haber perdido el contacto con nuestros ricos orígenes?

Hay muchas avenidas inexploradas que se abren ante nosotros.

Al elegir el tema de Lo infantil: sus múltiples dimensiones, compartimos todos estos interrogantes. Las múltiples dimensiones incluyen la práctica psicoanalítica en sus aspectos clínicos, técnicos y de desarrollo, las contribuciones de las neurociencias, la influencia y el impacto de los cambios sociales y políticos del mundo en la teoría y la práctica, así como el aporte de la cultura y el arte en la comprensión de lo infantil en nuestro tiempo.

La API está siguiendo una vez más el camino de Freud, enfocando esas partes de nuestra condición humana tan cercanas a la experiencia cotidiana, que las damos por sentadas. Lo cierto es que continúan siendo desafiantes y misteriosas.

WEB OFICIAL DEL CONGRÉS

Data límit per presentar propostes: 30 de juny de 2020. ENVIAR UNA PROPOSTA

Go to Top