Antonio Pérez Sánchez presentó, en el marco de las sesiones científicas mensuales de la SEP, su trabajo titulado “Encuadre analítico y pandemia”. La repentina irrupción de la pandemia de la Covid-19, con la consecuencia de momentos de confinamiento, obligó a modificar el encuadre analítico presencial habitual por otros a distancia gracias a videollamadas. En el trabajo se mostraron las repercusiones de estos diferentes encuadres a partir de la experiencia clínica con una paciente. El autor sostuvo la idea de que, tanto por la clínica como por los presupuestos teóricos, la ausencia del cuerpo (presencia física) en el encuadre virtual limita las posibilidades de una auténtica comunicación inconsciente y, por tanto, de una experiencia analítica al no tener acceso a las vivencias perceptivo-sensoriales primitivas. Aunque este recurso sí que permitió dar cierta continuidad al tratamiento.

El acto se emitió en streaming por la plataforma Zoom y asistieron miembros de la SEP y de otras sociedades internacionales, incluidos colegas de Argentina, Brasil y Uruguay, que participaron en una discusión interesante donde se plantearon las repercusiones de estos diferentes encuadres en función de las distintas patologías tratadas.