El jefe del Servicio de Salud Mental de la Fundación Hospital Sant Pere Claver, el Dr. David Clusa, ofreció el pasado viernes 30 de octubre una despedida al Dr. Guillermo Bodner, quien se retira de sus funciones de supervisor clínico después de casi 30 años de colaboración. Teniendo en cuenta las condiciones de la pandemia, el acto no se pudo hacer de forma presencial, sino que se llevó a cabo a través de la plataforma Zoom con una nutrida participación de casi 90 personas entre profesionales y administrativos de la casa.

Abrió el acto el Dr. David Clusa, quien destacó y agradeció el trabajo de tantos años, en los cuales se realizó una labor conjunta de supervisión y docencia. Durante este tiempo tuvieron lugar muchos cambios importantes en la organización y el tipo de asistencia, por lo que las intervenciones de los profesionales tuvieron que adaptarse a una demanda cada vez mayor y a patologías más variadas.

A continuación, tomó la palabra Guillermo Bodner, quien en primer lugar expresó su gratitud a los profesionales que lo recibieron y acogieron cuando llegó a Catalunya. Asimismo, recordó a la generación fundadora de la SEP, que también colaboraba con otras instituciones. En referencia a su trabajo en Sant Pere Claver, manifestó su gratitud a profesionales y administrativos que colaboraron con su tarea. El hecho de que en los equipos participaran psiquiatras de formación psicoanalítica o sin ella, psicólogos y psicólogas, personal de enfermería, asistentes sociales y otros colaboradores, permitió que las supervisiones fueran un espacio de intercambio de experiencias muy enriquecedor. Una manera de ver los pacientes desde múltiples perspectivas, que hizo de la supervisión un ejercicio de escucha y síntesis de todos esos puntos de vista.

Al finalizar el acto, varios participantes formularon preguntas que fueron respondidas por el Dr. Bodner, que terminó agradeciendo una vez más a la institución y a todos los participantes por el acompañamiento de tantos años y por las reiteradas muestras de afecto.