El pasado 13 de junio de 2020 tuvo lugar el X Encuentro Hispano Británico, que reúne anualmente a las dos sociedades psicoanalíticas de España (APM y SEP) y del Reino Unido (BPS y BPA) de contenido exclusivamente clínico. Por la mañana, presentó un material clínico Ricardo Stramer (Asociación Psicoanalítica Británica). Se trataba del caso de una mujer que deseaba ser hombre y que se sometió a una intervención quirúrgica para paliar la vivencia de “encontrarse en un cuerpo erróneo”. Aunque era evidente su sufrimiento, había una gran dificultad a la hora de conectar emocionalmente con él.

El debate se abordó fundamentalmente a partir de dos aspectos. El primero fue en relación a si estábamos ante aspectos más evolucionados de rivalidad edípica o si, detrás de estos, se evidenciaban aspectos más primitivos de identidad primaria. Además, tras la idealización de la madre y la denigración de la figura paterna, se escondía una dificultad de la función materna continente. Se discutió sobre el tipo de personalidad y surgieron diferentes opiniones: la personalidad “como si” de Helene Deutsch, el falso self de Winnicot, la patología bordeline o la interacción con la parte psicótica y no psicótica de la personalidad de Bion, alternando el predominio de una u otra. El segundo aspecto que se cuestionó fue el abordaje técnico. Dada la tendencia de la paciente a la imitación, planteaba dudas sobre si reflejaba una auténtica comprensión o si, en otros momentos, había un lenguaje imitativo, más que una verdadera comprensión que facilitase su desarrollo.

Dolors Cos (IPB) durante una de las sessiones

Por la tarde, Dolors Cos (Instituto de Psicoanálisis de Barcelona) presentó el material de una niña con mutismo selectivo. En su primera infancia tuvo que vivir muchos cambios, que alteraron la vivencia de continuidad del objeto y, posteriormente, desarrolló una enfermedad autoinmune. Se discutió una sesión realizada antes del confinamiento y otra que tuvo lugar durante el mismo. En la primera sesión se reflejaban los esfuerzos de la niña por sentirse valorada a través de la interacción con su muñeca y con los dibujos. También se evidenciaban sus defensas porque se refugiaba en el mundo de la fantasía, donde no había lugar para la tristeza, la soledad ni la frustración. Era evidente el acompañamiento de la analista en cada momento de la evolución de la sesión.

La segunda sesión se desarrolló en pleno confinamiento a través de videoconferencia y se hizo evidente el contraste de encuadres. En la segunda sesión, la niña utilizaba defensivamente las pantallas para “dejar excluida” a la analista mientras interactuaba con los vídeos. La analista mostraba los esfuerzos para manejar su contratransferencia y hacerse presente, a pesar de esta exclusión. En la animada discusión posterior se expusieron puntos de vista sobre el diagnóstico y también sobre los aspectos técnicos del tratamiento.

Este año, el Encuentro Hispano Británico tuvo lugar mediante la plataforma Zoom debido al estado de alerta por el coronavirus. Contó con la participación de unos 80 analistas de las cuatro sociedades y el debate fue muy rico porque reflejaba diferentes perspectivas de formación y de comprensión del material clínico.

 

Ester Palerm y Elisabeth Llorca