Ester Palerm Marí

Por Ester Palerm Marí

 

Como miembro titular de la SEP participé en el Congreso de la Asociación Psicoanalítica Internacional que se celebró en Buenos Aires del 25 al 29 de julio. El panel, promovido por COWAP (Comité de Mujeres y Psicoanálisis) se titulaba “Violación de la Intimidad y género” y contó con las contribuciones de Joshua Durban (Sociedad Psicoanalítica de Israel) como copresentador, Alexandra Billinghurst (Vicepresidenta de la API) como discutidora y Gertraud Schlesinger-Kipp (chair de COWAP) en la función de coordinadora.

La presentación versó sobre la intimidad y el maltrato psicológico en una paciente que no era consciente de sufrirlo, mostrando su evolución a través de los sueños. Al inicio se observan las dificultades que tiene para usar su propia mente y, posteriormente, los sueños reflejan el temor a las experiencias de diferenciación del otro y, por tanto, a crecer. A medida que el trabajo progresa, los sueños muestran una incipiente capacidad de interesarse por ella misma y de tolerar la diferenciación del objeto. De este modo se muestra que, en la base de la aceptación del maltrato, se encontraba la necesidad defensiva de estar vinculada-fusionada al objeto, aunque fuera un mal objeto. Al mismo tiempo, se enfatiza el trabajo en la transferencia y la contratransferencia, y su vinculación con aspectos arcaicos de su personalidad.