Por Pilar Tardio

Pilar Tardio, Boris Cyrulnik, Rosa Royo i Francesc Pareja

Pilar Tardio, Boris Cyrulnik, Rosa Royo y Francesc Pareja

La XXXII Jornada de la Revista Catalana de Psicoanàlisi tuvo lugar el pasado 4 de noviembre en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona. Los conferenciantes invitados para tratar el tema de la “Resiliencia Humana” fueron Rosa Royo (SEP) y Boris Cyrulnik, neurólogo, psiquiatra, psicoanalista y etólogo francés que ha escrito numerosas obras sobre el significado de este concepto.

Rosa Royo presentó una ponencia titulada “Más allá del trauma” y se centró en la creatividad como factor de resiliencia a partir de las experiencias clínicas de unos niños que habían sufrido abusos y maltratos. Uno de los casos se desarrollaba a través del dibujo porque el chico había encontrado su medio de expresión en esta práctica. En el otro caso, la paciente dirigió un cortometraje dramatizando la experiencia vivida. Estos adolescentes, a través de la creatividad, recuperaron la confianza en si mismos y las ganas de vivir. Todo esto gracias a los psicólogos y educadores, auténticos “tutores de resiliencia”. Unas relaciones indispensables para la superación del trauma y la transformación de la experiencia. La conferenciante también nos sorprendió con una muestra de dibujos hechos por niños republicanos durante la Guerra Civil, en lo que podríamos considerar una de las primeras experiencias de terapia a través del dibujo. En conjunto, la exposición de Rosa Royo fue brillante y muy rica en contenidos.

La conferencia de Boris Cyrulnik, titulada “Resiliencia y psicoanálisis”, recorrió distintas ramas del conocimiento, la etología, el aferramiento, el psicoanálisis, la biología del cerebro, las circunstancias sociales y las creencias. La resiliencia sólo se desarrolla cuando se establece la relación con el otro y habló de diferentes estudios: de las primeras observaciones de Anna Freud en los orfanatos ingleses durante la Segunda Guerra Mundial, de los estudios experimentales con monos separados y privados de relación con sus congéneres y también de las actuales legislaciones referentes a la crianza en los países nórdicos para asegurar la atención y satisfacción de las necesidades básicas de aferramiento del neonato, desde el inicio de la vida. Boris Cyrulnik lo fue relacionando con el desarrollo de la resiliencia y de la salud, con la prevalencia del suicidio y de la violencia social. Nos transmitió su concepción del desarrollo psíquico humano a través de su amplia experiencia profesional, tanto en el campo de la investigación pluridisciplinaria como en el terreno psicoterapéutico y social. Trabajando en situaciones extremadamente traumáticas, analiza y desglosa las relaciones humanas que permitirán el desarrollo de la resiliencia.