Por Asunción Luengo

C. Pérez Testor (FVB), E. Palacios (APM), P. Llovet (ACPP), A. Luengo (SEP) i A. De la Plata

C. Pérez Testor (FVB), E. Palacios (APM), P. Llovet (ACPP), A. Luengo (SEP) y A. De la Plata

El pasado 28 de octubre se celebraron en Sevilla las XXII Jornadas de Psicoanálisis y Psicoterapia Psicoanalítica, donde presenté una ponencia y un taller clínico.

La ponencia titulada “Comprensión psicoanalítica de la pareja: constitución, conflicto y abordaje terapéutico de la pareja” desarrollaba una pregunta y dos ideas centrales que planteé al inicio: ¿Por qué vivimos en pareja? Y los dos aspectos destacables fueron: 1) La profundidad del vínculo de la pareja, en la cual se actualizan los anhelos y los temores más infantiles. 2) Como los humanos, en general, tenemos grandes expectativas puestas en la relación de pareja.

A continuación, desarrollé el complejo proceso que interviene en la selección de la pareja, dónde se pone de manifiesto un “juego común de los integrantes, mediante el cual comparten una problemática conflictual inconsciente común no resuelta y que es objeto de su atracción mutua”. Posteriormente, hablé de las tres fases que forman parte del ciclo vital de la pareja, poniendo el acento en la fase de crisis y trabajo psíquico de duelo”. El trabajo finalizó abordando las características del tratamiento conjunto.

En el taller clínico, bajo el título “La pareja, un espacio para la repetición y para ¿la reparación?”, se repartió material clínico que recogía la historia de una pareja y tres sesiones. La jornada despertó mucho interés y destacó el agradable clima, además de la fluida dinámica entre los participantes y los ponentes.