El Sábado 7 de Mayo se celebraron en la sede de la SEP las 24ª Jornadas de Candidatos del Instituto de Psicoanálisis de Barcelona, con el título Ansiedades y angustias de separación: un fil rouge común entre infancia y edad adulta.

Las Jornadas de Candidatos, además de la propia finalidad como actividad científica, constituyen un espacio de encuentro y diálogo entre los Candidatos del IPB y los principales estamentos de la SEP y del mismo IPB.

La presidenta de la SEP, María del Valle Laguna, ha abierto la Jornada remarcando la importancia y la vitalidad del enlace entre la SEP y los Candidatos del IPB, y la directora del IPB, Montserrat Guardia, ha querido a su vez subrayar la importancia de los momentos de intercambio entre la Junta, la SEP y los Candidatos como ocurre, entre otras ocasiones, en la Jornada de Candidatos.

La edición de este año proponía un reflexión alrededor de lo que pasa con las ansiedades y las angustias de separación y las numerosas y diversas implicaciones en el desarrollo suficientemente fructífero de un tratamiento psicoanalítico o de una psicoterapia de orientación psicoanalítica.

El primer ponente, Francesc Pareja, psicólogo clínico, psicoterapeuta y psicoanalista del IPB, ha presentado un trabajo titulado Consideraciones sobre la angustia de separación en una paciente en tratamiento psicoanalítico. El trabajo ilustraba estos aspectos a lo largo del recorrido evolutivo del tratamiento analítico de la paciente, entrelazando una serie de viñetas clínicas con reflexiones teóricas valiosas y originales, que han estimulado el público a una discusión muy participada.

La segunda ponente, Maribel Iglesias, psicóloga, psicoterapeuta y psicoanalista del IPB, ha ofrecido a través de su trabajo titulado ¿Cómo se trata hoy en día los niños con un Trastorno del Espectro Autista (TEA) desde la comprensión psicoanalítica? Evolución de las ansiedades de separación en el tratamiento de un niño TEA la perspectiva desde la observación y la comprensión de la patología infantil.  El trabajo, organizado de forma muy clara y original en 10 apartados, cada uno dedicado a un aspecto relevante y específico de la patología TEA y de su tratamiento desde la perspectiva psicoanalítica, asociaba la descripción clínica con las reflexiones teóricas y técnicas relativas.

La discusión final ha podido nutrirse con provecho de los aspectos comunes y de las diferencias entre los dos materiales presentados, desarrollándose con mucha vitalidad y participación.