El 17 de noviembre tuvo lugar la XXXIII Jornada de la Revista Catalana de Psicoanàlisi en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona bajo el título “Autoagresión y adolescencia”. Mª del Valle Laguna (presidenta de la SEP) abrió la jornada y Anna Romagosa (psicoanalista de la SEP y editora de la Revista Catalana de Psicoanálisis) presentó la publicación, su trayectoria y los nuevos contenidos.

El encuentro estuvo conducida por los miembros de la SEP y del Instituto de Psicoanálisis de Barcelona Jordi Artigue, Esther Domingo, Francesc Pareja y Begoña Vázquez, coordinados por Pilar Tardio. También se contó con la presencia de dos conferenciantes expertos en salud mental en la infancia y la adolescencia:

Sergi de Diego: psicólogo clínico, psicoanalista de la SEP-IPA, director de los Servicios de Salud Mental Infanto-Juvenil de Badalona y Santa Coloma de Gramanet de la Fundación Vidal y Barraquer, que presentó una conferencia con el título “Autolesiones, acto íntimo y contagio grupal”.

Catalina Bronstein: médica, psiquiatra, psicoanalista titular y didáctico de la Sociedad Británica de Psicoanálisis, psicoterapeuta infanto-juvenil y presidenta de la Sociedad Británica de Psicoanálisis (IPA), que presentó la conferencia titulada “Papel del cuerpo en las autoagresiones en la adolescencia: El cuerpo en el espejo”.

Sergi de Diego y Catalina Bronstein

En ambas presentaciones se hizo patente el impacto que tienen las redes sociales en niños y adolescentes. Una sobreabundancia de imágenes, canciones y juegos donde la violencia y las agresiones se convierten en una herramienta habitual de relación con los otros y con un mismo. Sergi de Diego ilustró su presentación con numerosas viñetas clínicas que mostraban el sufrimiento del adolescente que llega a la autoagresión y propuso una clasificación de motivaciones diversas. También destacó el sufrimiento de la familia del adolescente cuando el joven expresa su dolor con la autoagresión y la necesidad de apoyar tanto al joven como a su familia desde los servicios de Salud Mental. Catalina Bronstein mostró el impacto de la pubertad en un detallado relato de caso único y cómo través de la relación analítica se pudieron comprender las intensas ansiedades que el crecimiento y el desarrollo puberal producían y conducían a la joven al deseo de castigarse y autoagredirse.

Las presentaciones generaron un interesante diálogo entre los ponentes y el público. Muchos de los profesionales asistentes al acto compartieron sus experiencias con adolescentes porque también han estado próximos a su sufrimiento y han podido ver la fascinación que algunos jóvenes sienten por la muerte autoinfligida, por las autolesiones con objetos cortantes o mediante quemaduras, sin que encontremos necesariamente una psicopatología psiquiátrica y/o psicológica diagnosticada. El diálogo propició un amplio abanico de hipótesis alrededor de este tema, destacando el papel de la interrelación entre los funcionamientos familiares, los cambios sociales y las crisis económicas y de valores, además de la emergencia de las redes sociales.

 

Per Begonya Vázquez